05 enero 2006

MANUALE D'AMORE.

La primera película que he visto en este nuevo año es esta. Del realizador italiano Giovanni Veronesi (Prato, Italia, 1962), es una comedia con algunos tintes dramáticos que expone los diferentes estadios por los que puede pasar una relación. Cada etapa es reflejada por una pareja distinta, con edades distintas. Así, el primero de todos, protagonizado por dos jóvenes, es el enamoramiento. En esta etapa el director hace una burla completa del comportamiento que tenemos cuando estamos enamorados, ridiculizando al máximo a los personajes, y para realzarlo más, a modo de epopeya pone como marco el Coliseo y la ciudad de Roma. El segundo es la crisis, donde los personajes están en esa etapa de los 40, donde la chispa se perdió y solo queda la convivencia. Estas escenas, al menos para mí, son menos ridículas y se ajustan más a la realidad, un poco más dramáticas, donde la mujer se ve completamente anulada por un marido que sólo piensa en él, y no ve más allá. Luego viene el engaño, aquí Luciana Littizzetto (representando a una mujer policía que se sale de sus casillas) hace todo un papelón. La historia se ajusta a los típicos roles de ser el hombre el que engaña a la mujer, con una compañera, algo que no se aleja mucho de lo que ocurre en la mayoría de los casos, y como muchas veces pasa, la mujer es la que perdona y vuelve; ( en fin, esto es lo que tristemente sucede). Y por último, la parte que más me gustó de la película es el abandono, tiene escenas muy graciosas, sobre todo una en la que el hombre llama desesperado a su ex para decirle que la quiere, y se equivoca de número de teléfono. Lo mejor es cuando el hombre mayor que le coge el teléfono, con tatuajes y pinta de borrachazo..después de decirle de todo, le cuelga; y acto seguido, se oye una voz de fondo que le dice: "nene, quién es?", y el viejo le contesta,,,"pues un tío que me dice que me quiere y que me quiere"..jejej...es muy bueno. En la última parte hace toda una crítica a esos escritores de manuales absurdos de autoayuda que no sirven para nada. El protagonista intenta seguirlos, en vano. Este personaje, un médico de prestigio parece ser, muestra a un hombre al que su mujer le ha abandonado. Preso en su pasado, intenta recuperarlo, pero ese pasado le está anulando su presente y su vida. Sólo cuando consigue romper con él, olvidarse por completo de su ex y empezar desde cero, es cuando vuelve a vivir, y encuentra a una mujer con la que empezar un futuro. El final es melancólico, pero a la vez, después de toda una sátira del amor, el director deja ver que existe una posibilidad de salir a flote y volver a empezar desde cero, siempre que se consiga dejar atrás el pasado y nos demos cuenta que el trabajo no puede abarcar toda nuestra vida, que existe algo más importante , nosotros mismos.
Los exteriores son muy buenos, las imágenes del Coliseo, de la Plaza de Bernini, y sobre todo, uno de los fotogramas finales, cuando el protagonista decide romper con todo su pasado y en el fotograma se vé la figura del hombre inmerso en un mar verdoso, dejándose llevar por las olas, solitario en el océno.........me encanta.
En general me ha gustado, en algunas escenas ridiculiza demasiado, sobre todo al principio, pero en general está bien.

2 comentarios:

Javi dijo...

Muy chula la peli, y el momento del contestador casi me ahogo de la risa. Totalmente recomendable, aunque tampoco es la peli del año, claro.

Adrenalynn dijo...

No, desde luego, la peli del 2005 para mi fue "SIN CITY", sin lugar a dudas!...veremos a ver cómo irá este 2006.